Sombras y Monstruos

Visual & Artistic Storytelling

Ya queda menos pa coger ese avión
Y el fin de semana acaba así: una azotea, unas velas, una cena improvisada, una botella de vino, la luna (llena) y las Lágrimas de San Lorenzo a puntito de pintar el cielo con deseos. (en perseidas)

122 días

Guardo más de 50 fotos en las que aparecen todos.

Todos menos yo.

Han pasado 4 meses desde que volví a Barcelona. Y empiezo a notar esa vieja sensación.

No utilizaré las excusas de antaño que, de tanto repetirlas, acababa creyendo. No. Esta vez asumiré mis propios errores.

En 4 meses he dormido sola 2 noches. La segunda de ellas, anoche.

En 4 meses he visto a mi padre menos de 24h. Y de esas 24h han pasado ya 2 meses.

En 4 meses he olvidado el tacto de mi perro cuando lo acaricio.

En 4 meses no consigo recordar mi rincón perdido. No sé si había 1 o 2 árboles doblados por el camino. Ni si el agua está turquesa o turmalina.

En 4 meses no he pisado mi refugio, mi Sur, y no sé lo que es “no tener prisa”.

Me he olvidado de los que importan. Los he dejado a un lado.

Y no es culpa de nadie. Es mi culpa. Porque en 4 meses me he olvidado de todo y todos.

Y cuando eso pasa, cuando el olvido llega, las personas mueren.

En 6 días resucitaré.

Al menos 48h.

Pd: es la primera vez que duermo 9h. En estos 4 meses.

Ella siempre luce. 
Incluso con grúas a sus lados.
Hasta los domingos que se visten de tormenta.
Debí cortarme las uñas antes de venir.